Tú estas aquí
Inicio > El Plato y la Copa > Restaurante “La Hacienda de los Morales”

Restaurante “La Hacienda de los Morales”

Desde hace cientos de años es un remanso de paz y tranquilidad.

Por: Jacobo Salleh

La Hacienda de los Morales es un restaurante que se encuentra en una construcción de estilo colonial, a la que se le han ido adaptando toques vanguardistas, lo que lo vuelve uno de los mejores lugares para comer en la ciudad.

Su historia data de cuando durante la Colonia el Rey de España concedió a Hernán Cortés estas tierras y en ellas se establecieron las primeras moreras donde criaban gusanos de seda, y de ahí deriva el nombre.

En 1647 se construyó la finca San Juan de Dios de los Morales, la cual alojó a diversas familias de la sociedad mexicana hasta mediados del siglo XX.
Incluso, personajes históricos como Agustín de Iturbide y Juan de O´Donojú desayunaron en ese lugar, mientras discutían los términos para que las fuerzas españolas se retiraran del país. Francisco Villa también usó la hacienda para acampar con sus tropas de la División del Norte y alimentar sus caballos.
El año decisivo para este sitio fue 1967, en el cual se realizó una serie de juntas de trabajo para volver al casco de la hacienda el mejor restaurante de la ciudad. El salón comedor fue adaptado para tomar el aperitivo y el merendero se reconstruyó completamente. Su arquitectura nos remite a una época de la historia de México por sus elementos neomexicanos principalmente, en la actualidad sus salones tienen un ambiente de tradición y exclusividad único para los eventos que aquí se realizan.

Actualmente, este lugar ofrece platillos mexicanos e internacionales, elaborados con ingredientes de las más alta calidad. Además, se cuenta con una amplia sección de vinos, ideales para acompañar tu comida.
Para disfrutar de lo que te ofrece La Hacienda de los Morales, empieza con deliciosas ensaladas como la de callo de hacha con lechugas y vinagreta de chile jalapeño, ancas a la bilbaína, y carnitas de pato. También hay caracoles bourguignonne y quesadillas de la “mayora”.

Algunos de sus platos fuertes más sabrosos son el filete de res entomatado con chipotle,  el filete de pescado zarandeado,  el cebiche verde de robalo  y los taquitos de machaca de camarón y pulpo. De postre no olvides pedir el helado de nugat con crocante de frutos secos o el sorbete de manzana verde.

A lo largo de la semana, el restaurant, ofrece diferentes especialidades como son: el lechón al horno estilo Don Cándido los lunes y el cabrito al horno estilo norteño los martes. Los miércoles tenemos el pámpano a la sal y el jueves festeja que se acerca el fin de semana con la barbacoa estilo Texcoco preparada en pozo. Los viernes son de cordero al horno estilo segovia. Los sábados hay paella para dos personas preparada al estilo tradicional o con mariscos. Los domingos son de fiesta.

Es de mencionar que en esta época del año, los chiles en nogada de La Hacienda de los Morales son un platillo de concurso. Provecho.

Top