Tú estas aquí
Inicio > Estilo Salud y Belleza > Decoración > Puffs en casa

Puffs en casa

No le tengas miedo a estos elementos, también hay puffs con patas para que no se ensucien.

Por: José Ortega

Los puffs están diseñados para hacer tu vida más cómoda; puedes usarlos como sillas, para tomar una siesta o para recargar tus pies. Estos muebles existen en variedades que se amoldan a distintas personalidades y también pueden fungir como accesorios de decoración.

No sólo son adecuados para los adolescentes, existen modelos más sofisticados que las pelotas de fútbol. Hay puffs juveniles, pero también hay bordados o estampados de formas que hacen juego con tu sala.

Si te agrada la idea, pero quieres algo más original y maduro, los puffs de diseño son la mejor opción para ti. La línea “Farmer in Search of Style” de Christien Meindertsma presenta modelos rústicos de colores cálidos que invitan al descanso y a la tranquilidad.
Hay puffs de todos los tamaños, pero las bases de los más comunes rondan los 70 x 70 centímetros. No todos están al ras del suelo, existen puffs con patas para que no estén tan expuestos a la suciedad.
No le tengas miedo a tener varios puffs, puedes usarlos como mesa auxiliar o como banquito al pie de la cama. Combínalos con los estampados y la paleta de color que tengas en el cuarto a decorar para que se vea como un todo en vez de un conjunto de elementos arbitrarios.

Top