Tú estas aquí
Inicio > Charla Nocturna > Altruismo > Marquelia, Guerrero

Marquelia, Guerrero

El verdadero contacto con la naturaleza.

Por: Joanna Gutiérrez

Para escaparte del mundo entero, olvidarte de tus obligaciones, pasar momentos inolvidables y ayudar al medio ambiente; visita una de las playas secretas de Guerrero, libera tortugas y come delicioso a buen precio con Enlace Ecológico.

Enlace Ecológico es una organización medioambientalista que busca promover acciones que acerquen a la gente a la naturaleza y ésta se vea inmediatamente beneficiada. ¿Cómo lograr ese objetivo? Fácil, mediante todo lo que te ofrece el ecoturismo.
La organización planea viajes cada mes en donde puedes hacer una visita de fin de semana a la playa o quedarte más días en fechas como Semana Santa. También –algunas veces- visitan comunidades como Wirikuta en el altiplano potosino.

El ver eclosionar un nido de tortugas, es sin duda es una de las experiencias más asombrosas que alguien puede tener, no importa si eres niño o adulto. Ver una tortuga marina de cerca, sentir sus movimientos inquietos y verla luchar contra las olas para enfrentar su difícil destino es maravilloso. Nos preguntamos si sobrevivirá, si volverá a esa misma playa, si a nosotros nos toca enfrentar cosas tan difíciles y si hay algo que tengamos tan firme como la certeza con que ellas saben dónde está el mar.
El campamento cuenta con dinámicas para que los visitantes se integren, porque no sólo se trata de la cercanía a la naturaleza, sino entre seres humanos. Uno nunca sabe lo que puede aprender de los demás.
Si quieres nadar en aguas más tranquilas, podrás visitar una alberca que queda aproximadamente a veinte minutos caminando del campamento, ahí se encuentra un restaurante en donde podrás comer pescado y mariscos frescos. Y si no comes carne, existe una opción vegetariana para ti en cada comida. La mayoría ya vienen incluídas en el costo del viaje.
Y para algo más natural, conoce una laguna o río como parte del tour. Ahí podrás relajarte en una hamaca mientras te mece el viento.
Otras actividades que tiene el campamento son clases de yoga, clases de salsa y caminatas nocturnas en busca de tortugas. Puede que encuentres una tortuga en su camino a desovar o no, pero mirar las estrellas mientras recorres la playa es una experiencia muy recomendable, especialmente si vas con tu pareja. Además, si pones atención en la arena que pisas, podrás darte cuenta como algunas zonas cercanas al mar se iluminan de azul gracias a un fenómeno natural de bioluminiscencia relacionado al plancton.
Si no estás muy cansado, podrás sentarte en la fogata a asar malvaviscos con los demás integrantes del campamento y podrás escuchar canciones de la voz de alguno de los guías.

Tendrás tiempo libre, no te preocupes. No todo se trata de correr de un lugar a otro, las actividades son voluntarias pero totalmente recomendables para aprovechar la visita al máximo. Aun así, si quieres quedarte en la playa, podrás hacerlo, pues está a menos de treinta metros del campamento.
Estar cerca de la naturaleza y aprender sobre ella nos hace valorarla más. Es por ello que en el campamento también se da una clase sobre el mundo de la tortuga marina y las formas que tenemos para ayudar a las especies de los mares mexicanos. Asimismo, uno se asegura de que la derrama económica va directamente a la comunidad del lugar que las protege.

Top