Tú estas aquí
Inicio > Mundo de Lujo > Empleados Tóxicos

Empleados Tóxicos

Allá tú si no quieres cortar la mala hierba a tiempo

Por: Xavier J. García

empleos_toxicosNo importa el tamaño de tu plantilla de trabajadores, siempre debes estar atento a los siguientes tipos de empleados nocivos, no son buenos para tu negocio, ni para sus compañeros.

1. El mil quejas. Siempre tiene algún motivo para quejarse: la hora de entrada, el checador, el café, los otros compañeros, la temperatura de la oficina, el traje del jefe, la papelería. Da igual, siempre encontrará un motivo para quejarse.

2. El chismoso. Invierte más energía en averiguar los detalles de la vida de todos en la oficina que en hacer su chamba. El problema comienza cuando se le suelta la lengua respecto a proyectos o detalles confidenciales de la compañía.

3. La mala influencia. Difícil de detectar, estos malos trabajadores operan fuera de las horas laborales pero se encargan de sonsacar a sus compañeros para irse a tomar entre semana o hacer cosas indebidas en la oficina.

4. El holgazán. Siempre parece cansado, nunca entrega el trabajo a tiempo. Si fuera por él no trabajaría. Pasa demasiado tiempo procrastinando. Es excelente con los pretextos. Está más al pendiente del calendario y los puentes del año que de sacar sus pendientes del día.

5. El Don Juan. Es este típico galán carismático o esta mujer excesivamente atractiva que sólo está pendiente de lo que pueden cazar en la oficina. Cuando se permiten este tipo de conductas la plantilla se puede distraer de más.

6. El mal jefe. Es abusivo, prepotente y nunca acepta sugerencias: todo lo que él hace está bien, aunque no lo esté. Tiene la confianza de los dueños o los directivos pero es odiado por las personas bajo su cargo. Es capaz de despedir a un miembro con talento sólo porque no le cae bien o cree que no es “útil” y es incapaz de admitir errores propios aunque esto afecte a la empresa.

Top