Tú estas aquí
Inicio > Criptomonedas > El Banco Central de España publicó documento erróneo sobre criptomonedas

El Banco Central de España publicó documento erróneo sobre criptomonedas

El Banco Central de España (BDE): ¿Qué sucede cuando el banco de España explica de manera equivocada cómo funcionan las criptomonedas?

El Banco Central de España (BDE) lanzó una publicación sobre las criptomonedas. En ella “informó” que las criptomonedas, no  serán un sustituto para el dinero fiat. Esto fue de boca de las mismas autoridades del banco.

BDE pretendía profundizar sobre las características, riesgos y definiciones regulatorias de los criptoactivos. Por desgracia, este resultó ser completamente desinformativo.

El Portal del Cliente Bancario del BDE fue quien publicó la nota, en su posteo mensual, la cual reveló errores de comprensión sobre las criptomonedas en general y algunas aseveraciones que no son del todo ciertas. Ya que no menciona la verdad sobre los alcances de los criptoactivos en el sistema financiero.

Para saber a qué se enfrenta españa con dicha desinformación, el documento inició utilizando el término “moneda” para referirse a los criptoactivos. Además de hablar al respecto de que estas herramientas financieras no sustituirán a las monedas de curso legal, acotando que su denominación evolucionó hacia la palabra “criptoactivo” o “activo virtual”.

Al continuar leyendo la publicación nos encontramos con contradicciones al reconocer que el Banco de España fue la primera institución financiera europea en reconocer a los criptoactivos como un tipo de dinero en el 2012.

La duda por si misma, radica en: ¿Son o no son los criptoactivos una forma de dinero? Es cierto que no todos activos criptográficos entran en la categoría de dinero, ya que podrían ser así mismo, acciones o propiedades.

Definitivamente y para acabar con la ignorancia de su denominación, los llamamos “criptoactivos” para reconocer tanto su valor monetario como de herramienta. Aunque BDE afirmó que el uso de la palabra moneda es “ciertamente equivoco” entra en una estrecha pelea con aquellos criptoactivos que son utilizados como dinero electrónico, como es el caso de Bitcoin.

Bitcoin es considerado dinero no sólo porque el mismo fue ideado como una moneda electrónica, sino porque posee tres funciones básicas propias del dinero de uso cotidiano. Es decir, se trata de un medio de intercambio, ya que este criptoactivo se puede cambiar por bienes o servicios. Además de ser una unidad contable en vista de que permite calcular o comparar el costo de un producto. Por si fuera poco, Bitcoin se usa como depósito de valor en muchos países del mundo donde la moneda nacional sufre de devaluaciones.

Por desgracia, la desinformación del Banco de España, aseguró que el único valor de los criptoactivos es que la gente está dispuesta a cambiarlos por otras monedas: “El valor de las monedas digitales depende únicamente de que haya otros usuarios dispuestos a adquirirlas”.

Es un hecho que Bitcoin y sus similares, se encuentran respaldados en la confianza de sus usuarios y en su tecnología. Esto es lo que les da valor, lo que no sucede con las monedas fiduciarias que se encuentran respaldadas en la confianza de los ciudadanos y en los gobiernos.

Otro punto a favor de los criptoactivos, es que hoy día, ninguno está basado en el patrón oro, el cual fue derogado hace 45 años, a diferencia del pensamiento que muchos tienen hasta la fecha.

BDE al respecto, dijo: “Las monedas virtuales se emiten a través de entes privados y están denominados en su propia unidad de cuenta”. La denominación “entes privados” puede prestarse a malos entendimientos, aunque un sujeto privado no tiene por qué ser necesariamente una empresa, el uso de estas palabras se puede interpretar como tal.

Ahora bien, no olvidemos que las criptomonedas descentralizadas, como Bitcoin, son emitidas por medio de las actividades de minería y no a nombre de una compañía.

Aunado a esto, el documento se afirmó que las criptomonedas son la consecuencia del desarrollo de las tecnologías. La realidad es que forman parte del desarrollo tecnológico de los últimos años.

La descentralización, privacidad e inmutabilidad, fueron las banderas con las que Bitcoin llegó al mundo.

La primera, hizo participar a los usuarios en la confirmación de sus transacciones, sin necesidad de acudir a un tercero de confianza. Además preservaron la información financiera del usuario y sacaron de la ecuación a gobiernos y ladrones.

Así mismo, la inmutabilidad da transparencia en las comunidades,gracias a su registro contable suscrito.

“En la actualidad, no hay ningún Estado en el que moneda virtual alguna sea de curso legal”, fue otro de de los párrafos erróneos del escrito. A lo que, es verdad que ninguna entidad regulatoria financiera ha reconocido a Bitcoin, por mencionar el criptoactivo más popular del mercado, como moneda nacional. Aunque en términos legales se le reconoció ya como monedas de curso legal, como Petro en Venezuela.

Finalmente, la nota dijo que uno de los mayores riesgos de los criptoactivos es que los mismos no son tan seguros como los sistemas financieros tradicionales. “La seguridad en las transacciones con monedas virtuales no es la misma que en sistemas de pago tradicionales”, puntualizó.

A lo anterior, es una realidad que Bitcoin que nunca ha sido hackeado. En cambio, las que han sido vulnerables a ataques fueron las Casas de Cambio. Sin embargo, debemos recordar que son sistemas centralizados en su mayoría, por lo que se encuentran expuestas todo el tiempo.

La información en el caso de los criptoactivos, debe ser verás y efectiva, sólo recordemos que estamos en un nicho que nació no hace mucho y existe cantidad considerable de desinformación.

Artículo basado en el post de Criptonoticias (España)

 

 

Por: Azenet Folch 

Top