Tú estas aquí
Inicio > Viajes > Nacional > Chiapas

Chiapas

La aventura no es sólo para ecoturistas, también es para gastrónomos.

Por: Joanna Gutiérrez

Si más que un turista eres un aventurero y quieres adentrarte en algunas de las zonas más hermosas de México, debes visitar Chiapas.

Historia

Los mayas se establecieron en territorio chiapaneco, en donde fundaron grandes ciudades. Éstas se gobernaban de manera independiente dentro de un mismo imperio mediante una cultura organizada y una jerarquía de clases sociales.
En 1521, los conquistadores que se encontraban en Coatzacoalcos iniciaron una expedición para controlar las tierras chiapanecas, sin embargo, fracasaron gracias al combate que dieron los guerreros indígenas. Pero, el español Diego de Mazariegos llegó tiempo después con un ejército mejor organizado y fue capaz de fundar la Villa Real de Chiapas, hoy San Cristóbal de las Casas.
A partir de 1539, los evangelizadores dominicos comenzaron a construir conventos, a educar a los indígenas y a fundar villas. A pesar de que en 1849 se abolió la esclavitud y de que los misioneros lucharon por los derechos de los indígenas, miembros de distintas etnias eran considerados ciudadanos de segunda clase y eran objeto de abuso constante.

Naturaleza
La región es popular, más que nada, por su naturaleza, ya que engloba muchos ecosistemas. Viaja y aprecia sus sierras, ríos, volcanes, llanuras, cañones, cascadas, lagunas, bosques de niebla, costas y sabana. Gran parte de su territorio está protegida y en él se puede encontrar gran variedad de flora y fauna.
Los climas que predominan son el tropical húmedo y el subhúmedo, por lo que te recomendamos que consideres los cambios de temperatura y las lluvias si deseas visitar alguna de sus zonas naturales o arqueológicas.

Si buscas darte un chapuzón en un lugar fresco en donde no te llenes el traje de baño de arena, lo mejor para ti es visitar alguna de las cascadas de Chiapas. Cerca de Tuxtla Gutiérrez se encuentra El Chorreadero, esta caída de 25 metros de altura forma una serie de pozas naturales y marca el final de un río subterráneo, que también puedes recorrer. Sólo asegúrate de contratar una agencia que te guíe, no seas demasiado valiente y te atrevas a cruzarlo solo.
No te puedes ir sin recorrer una parte de la Selva Lacandona, la cual es hogar de más de 70 especies de mamíferos y más de 300 aves. Se encuentra a 300 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez y tiene un tamaño de 1.8 millones de hectáreas.

Turismo
Las zonas turísticas en Chiapas no tienen fin y dependiendo la región que escojas es  seguro que encontrarás un buen hotel a tu gusto.
Por ejemplo, en San Cristóbal de las Casas (uno de los pueblos mágicos de la república) encontrarás el Plaza Gallery Hotel & Boutique que se encuentra ubicado en un edificio colonial en el centro de la ciudad pero, cuenta con todas las comodidades que se puedan desear a nivel internacional. No hay dos habitaciones con la misma decoración y sus servicios te invitan a vivir experiencias únicas de tranquilidad, confort y elegancia.
En San Cristóbal, si es que ya no le quieres hacer al Andrew Zimmern, te recomendamos vayas a la Trattoria Italiana que se encuentra a unas cuantas calles del Plaza Gallery Hotel & Boutique; o si eres vegetariano visita Te Quiero Verde, que está un poco más retirado pero cuenta con un excelente menú. Otro lugar muy bueno y rico, es la Pizzería El Punto.
Chiapa de Corzo, es uno más de los pueblos mágicos a visitar, no obstante ahí la oferta tanto de alojamiento como de comida no es como en San Cristóbal.
Zonas arqueológicas
Para conocer la historia de Chiapas a la par de la Selva Lacandona, lo mejor que puedes hacer es explorar las zonas arqueológicas. Las que se destacan por su tamaño y belleza son Palenque, Toniná, Bonampak y Yaxchilán.

Palenque es una de las zonas arqueológicas más interesantes de México, es la forma ideal y más profunda de acercarse al mundo Maya, entender los mitos, ritos y creencias de nuestros antepasados. Esta zona es Patrimonio Mundial desde 1987 y uno de los principales asentamientos mayas. Aquí podrás conocer más de 200 estructuras arquitectónicas, entre las que se destacan: el Templo de las Inscripciones, el Gran Palacio y el Juego de Pelota.

Arte
En la región de los altos de Chiapas la diseñadora Carmen Rion encontró inspiración para una gran colección textil que actualmente se comercializa bajo la marca CARMEN RION+Sna Maruch. Estos diseños los realiza en colaboración con un grupo homónimo, integrado por 40 artesanas y 10 artesanos chiapanecos de origen tzotzil.
La labor colaborativa de Carmen Rion con grupos de artesanas, especialmente en la región de los altos de Chiapas -como fue el caso de las Mujeres Mayas de Jobel, A.C- persigue la profesionalización de las prácticas de diseño artesanal y la recuperación de los procesos tradicionales de producción textil de estas comunidades y ha sido caso de estudio social, artístico, económico y antropológico en prestigiosas instituciones internacionales como el Fashion and Textile Museum en el Reino Unido, el Museo Metropolitano de Manila en Filipinas, el Musée Bargoin en Francia, la Fashion Gallery de la Hong Kong Polythecnic University y el Museo Franz Mayer en la Ciudad de México.

Gastronomía
Después de todo tu recorrido seguro te dará hambre, y si los paisajes y lugares que conociste te parecieron maravillosos la oferta gastronómica local es tan fantástica como ellos. Te recomendamos probar algunos de los platos típicos de la región como: tamales de chipilín, plátanos fritos con crema, cochinito comiteco, huevos a la chiapaneca, frijol escumite con chipilín o los frijoles negros con carne salada de res.
De acuerdo a la región que vayas la oferta irá cambiando y podrás degustar delicias como pescado de chumul (robalo finamente picado, especiado y cocinado al vapor envuelto en hojas de plátano), caldo de shuti (caracol de río con tomate y pepitas de calabaza), chanfaina estilo Soconusco, estofado de pollo o armadillo guisado.
Chiapas es el estado con más oferta de tamales en toda la república, unos cuántos de ellos son los de iguana, jacuané, nacapitu, cuchunuc, putzatzé, chipilín, elote, bola,  y yumimujú.
En algunos pueblos vas a encontrar carne de armadillo, ixcuintle, iguana, jabalí, conejo, cordero, ternera, perdiz, pavita, codorniz y avestruz las que se comen asadas y cocidas con chile y hojas de cilantro.

Las bebidas como el agua de Chicha y el pozol reventado, pozol negro y blanco, cacao, pinol y taberna, agua de naranja, jamaica, tamarindo, papaya, tascalate, atol agrio, pinole, o un rico chocolate se suman a la oferta y no esta de más probar las populares bebidas alcohólicas de la región como el jugo de caña y azúcar fermentada, el aguardiente, la cervecita dulce (hecha a base de jengibre) y en temporada invernal la sidra de chilacayote.
La variedad de dulces también es abrumadora, los hay de plátano, cacahuate, chocolate, yuca, ajonjolí, calabaza, papaya, coco, turrón, nuégado, pan de dulce y pasteles. Frutas de la región en ates, almíbar, cupapé, putzinu, caballito, melcocha, oblea, empanadas de queso y de leche y claro, todo acompañado de un buen café cultivado en el estado.
Entonces con mochila al hombro o maletas en la limousine te esperamos en Chiapas para que pases la mejor experiencia de tu vida.

Top